Ideas para decorar la mesa en Navidad

Decorar la mesa en Navidad es todo un arte. Y si te ha tocado ser en anfitrión de la cena familiar, seguramente querrás que todos queden encantados, y que ese momento se vea realmente envuelto en la magia de estas fechas.

Para ello, seguramente has pensado en preparar unos platillos deliciosos y tradicionales, que deleiten el paladar de tus invitados, porque, como es más que sabido, la mayor parte de la noche la pasaran alrededor de la mesa.

Y es precisamente por eso que la decoración de la mesa en Navidad es tan importante, porque será parte crucial de los recuerdos de ese día.

En decoracionn.com lo sabemos, y por eso te traemos estas refrescantes, delicadas y sencillas ideas para que puedas lucirte con una mesa navideña que dejará a tus invitados más que fascinados.

Un detalle a la vez

Lo primero que debes hacer es asegurarte de que no dejas ningún detalle por fuera. En lo personal, para estas cosas prefiero hacer una pequeña lista donde ir chequeando cada paso y así tener un mayor control. Después de todo, se trata de un evento importante.

En el caso de la cena de Navidad, la lista de chequeo sería algo como:

  • Mantelería (con servilletas, claro está)
  • Vajilla
  • Copas y vasos
  • Cubertería
  • Centro de mesa y decoración

Hay que recordar que cada uno de estos renglones se extiende, además de estar relacionados entre sí. Pero para tener control, debes ir de lo básico a lo detallado. Por ejemplo, debes elegir el mantel que usarás para poder seleccionar la vajilla, y luego, la decoración adicional.

Entonces, exploremos algunas sugerencias, paso a paso.

¿De qué color?

Antes de elegir nuestro mantel podemos explorar un poco cuales son los colores con los que nos gustaría vestir nuestra cena de Navidad.

Este año, la tendencia se ve mucho hacia el color dorado, muy elegante. También encontraremos decoración verde, tendiendo a la naturaleza.

Una buena recomendación es elegir colores que combinen con el resto de la decoración de nuestro hogar. De este modo, nos mantendremos en sintonía con el ambiente.

Te invito a leer también Tendencias de color para el hogar en 2021

Eligiendo el mantel

Existen muchas opciones para el mantel de la mesa de Navidad. Los tonos claros, con bordados ligeros, son perfectos para resaltar una decoración y centro de mesa cargados de colores.

Por otro lado, elegir un mantel con diseños llamativos, muy navideños y alegres, nos llevará a elegir una decoración más sencilla, evitando sobrecargar la mesa. Recuerda que no importa si tu estilo es minimalista o no, cada detalle debe tener su lugar.

El camino de mesa

Un elemento perfecto para resaltar detalles es el camino de mesa. Puedes dejarlo caer de forma elegante al final de la mesa o mantenerlo a la medida. Si usas un mantel de color brillante o con estampado, el camino de mesa te ayudará a abrir el espacio visual para el centro de mesa.

Ahora bien, si has optado por una mantelería en tonos claros, puedes decidirte por un “camino de mesa” elaborado con flores, frutos, ramas de pino y velas, en lugar del centro de mesa. ¡Te aseguro que queda espectacular!

¡Una mesa desnuda!

Si quieres saltarte la parte del mantel, existen algunas ideas para decorar sin que tengas que vestir la mesa por completo, dándole un toque algo más informal pero muy bonito.

Por ejemplo, puedes elegir unos individuales muy navideños y combinarlos con un original camino de mesa natural. Eso sí, elige una vajilla que sea el centro de atención, ¡la más bonita de todas!

¡Vamos por la vajilla!

Una vez que hemos decidido cual será nuestra mantelería, estamos listos para escoger la vajilla. Y en este renglón, lo primero que debes tomar en cuenta es el número de invitados a cenar y por supuesto, los platos que se servirán. 

Entonces, hay que verificar que nuestra vajilla sea suficiente, pues si queremos una mesa de Navidad que realmente destaque, no podemos ni por un segundo pensar en mezclar dos juegos de vajilla. No importa que ambos sean elegantes y hermosos, si los juntamos, perderemos todo nuestro esfuerzo.

Así que, si no tienes un juego completo que alcance para los invitados, lo más recomendable es comprar una vajilla nueva, aunque sea económica.

Un toque vintage

Claro que si tienes una vajilla de esas que forman parte de la tradición familiar, y tienes la suerte de que no se ha perdido ninguna de sus piezas con el uso y los años, pues definitivamente, debes darle un lugar protagónico dentro de la mesa de Navidad.

Puede interesarte leer Recetas navideñas más famosas

Vasos y copas

De igual forma que con la vajilla, todas las copas y los vasos deben ser parte de un mismo juego. Recuerda que las primeras en aparecer en la mesa, y que deben estar presentes en el momento en que los comensales se sienten a la mesa, son la copa de vino y el vaso de agua.

Una vez que el evento comience, podrás colocar copas y vasos acordes a la bebida que ha elegido cada invitado. Y finalmente, las copas para el  brindis serían las últimas en hacer su aparición.

Un detalle para las copas

Si no corres el riesgo de recargar tu decoración, no dudes en identificar las copas de tus invitados con pequeños arreglos de cintas y frutos, o incluso una delicada guirlanda.

Cuchara, cuchillo y tenedor

La cubertería es otro de los puntos que debes revisar para poner una mesa Navideña de ensueño. Como ya hemos mencionado, deben ser iguales y estar en concordancia con los platillos que servirás.

Los platos y cubiertos se irán retirando conforme la comida se va degustando.

¿Quién se sienta aquí?

Una de las cosas que más se acostumbra hacer en la cena de Navidad es colocar los nombres de los comensales para determinar dónde irán sentados. Pero lugar de poner una simple etiqueta, podemos desplegar nuestra creatividad.

Por ejemplo, puedes colocar una pequeña corona navideña con el nombre al respaldo de cada silla. O bien usar un servilletero artesanal al que agregarás la etiqueta. Incluso, una idea muy navideña es colocar una tradicional galleta de jengibre, decorada con el nombre del invitado.

El centro de mesa

Aquí es donde más espacio creativo podemos desplegar. Puedes optar por un arreglo con ramas de pino y flores de Navidad, muy de la mano con la naturaleza.

Otra opción, excelente para una mesa elegante, son las velas en candelabros, con piñones y ramas de pino. Puedes colocar un candelabro grande en el dentro y extender la decoración con pequeñas velas a lo largo de la mesa, valiéndote de un camino de mesa que resalte el arreglo que has elegido.

Luces y bambalinas

Una idea muy bonita y que luce muy bien son los arreglos con ramas verdes y bambalinas acompañadas de una guirnalda de luces navideñas, que aporten un toque cálido a la decoración.

Un pequeño bosque

Esta idea para el centro de mesa me parece un encanto. Y es bastante simple de lograr. Con unas figuras de renos delicadas y unos pequeños pinos puedes crear un pequeño paraje de un bosque invernal.

Los detalles de los pequeños regalos aquí y allá le dan el toque para trasladarnos al sentimiento de la época del año.

Probando colores

Estamos muy acostumbrados a los colores verde, rojo y dorado de la Navidad, pero la verdad es que con buen gusto y gran imaginación podemos aventurarnos con otros colores y encontrar un resultado perfecto para estas fechas.

La combinación del negro y el dorado, por ejemplo, reflejan elegancia y lucen perfectamente para la cena de Navidad.

Por otro lado, los tonos azules resaltan muy bien los dorados y verdes de la Navidad, por lo que es otro color que sería bienvenido si quieres experimentar un poco con algo nuevo para tu decoración.

Y si, incluso el rosa y el dorado pueden unirse para vestir tu mesa en Navidad.

Familiar y cálida

Lo más importante que debes tomar en cuenta a la hora de decorar tu mesa de Navidad es que la estás preparando para un momento familiar en el que compartirás con tus seres queridos.

Por lo tanto, no dudes en darle toques cálidos y agradables que denoten que has dado lo mejor de ti para obsequiarles un momento para atesorar.

Deja un comentario