Cómo decorar un dormitorio pequeño

Trucos e ideas para que puedas sacar el máximo provecho de ese dormitorio pequeño

¿Cómo decorar un dormitorio pequeño? Lo primero que necesitas es inspiración, un toque de estética y algo de sentido común. Recordemos que decorar o redecorar un espacio, bien sea por mudanza o por cambiar un poco el ambiente actual, puede convertirse en un verdadero placer.

El truco es jugar con las proporciones del mobiliario, las luces y los colores para dar a la habitación un toque increíble, original y agradable. Que sea un espacio pequeño no significa que deba ser aburrido, por el contrario, hay formas de sacar el máximo provecho a un espacio reducido.

A continuación te dejamos algunos consejos útiles para ayudarte a desarrollar tus ideas.                       

La elección del color

Si bien el blanco es un color que ilumina y ayuda a crear la sensación de espacio, también puede parecer demasiado simple. Como sugerencia, te invitamos a tomar como opción colores marfil, perla o nácar e incluso  beige y arena.

Trata de evitar los verdes y azules. Si bien es cierto que son colores muy usados, gracias a su sensación de calma, le restarían espacio a tu habitación. Ahora  bien, si aun así quieres tomar el riesgo, elige tonos claros e iluminados o úsalos solo para dar algunos toques aquí y allá.

El mobiliario debe ser elegido con cautela

Lo primero que debes hacer es definir los usos que darás al dormitorio. Si eres de los que solo se relaja y descansa o trabajas y duermes en la misma habitación.

En todo caso, los muebles multifuncionales son una opción práctica y divertida, ya que ofrecen una amplia gama de diseños que van desde los modulares hasta las camas que se esconden dentro de los armarios.

Evita los muebles de gran tamaño y opta por aquellos que te permitan dobles funciones, como los baúles que sirven de banquillos.

La cama, protagonista a la hora de decorar un dormitorio

Para elegir la cama, es necesario tomar en cuenta algunos aspectos importantes. En primer lugar, esta debe adaptarse a la persona que ocupará el dormitorio y desde luego, ser cómoda y cogedora.

Aun así, una cama grande puede significar demasiado espacio en un dormitorio pequeño. Y el espacio es lo que más debemos aprovechar y cuidar en este caso.

Ahora bien, existen algunas propuestas divertidas, que van desde las camas bajas, que aportan frescura a la habitación, hasta el sofá-cama. Que da un ligero cambio de ambiente a tu dormitorio. ¡Elige tu favorita!

Hablando de orden al momento de decorar un dormitorio

El lugar donde guardarás tus cosas es de suma importancia. De allí la sugerencia de los muebles multi-función. Ahora bien, existen algunas otras ideas prácticas dentro de una habitación pequeña.

Por ejemplo, las cestas y cajas decoradas que se asomen sutilmente por debajo de la cama, son una excelente opción. Incluso algunas camas ya incluyen los pequeños cajones por debajo. Hasta puedes decidirte por una cama alta, armada sobre prácticos cajones, que permiten mantener las cosas en orden dentro del dormitorio.

Podría interesarte Cómo pintar con lápices acuarelables

Viste tu dormitorio

La ropa de cama que elijas debe combinar con la temática y colores del resto del dormitorio. Pero nunca dejes de tomar en cuenta que en un dormitorio pequeño, menos es mejor. Así cada detalle podrá lucir y aportar a la habitación.

Por lo tanto te recomendamos una elección de colores pastel y estampados suaves, con pocas almohadas.

¿Un cabecero o un cuadro?

En realidad, la elección es completamente tuya. Pero la recomendación es que te decidas por uno de los dos.

Un bonito cabecero, sencillo puede ser una buena idea. Aunque ya que venimos hablando de aprovechamiento de espacio, la opción de un cabecero multifuncional no suena nada mal.

Desde luego, un bonito cuadro puede ayudarnos con el foco focal de la habitación y convertirse por un golpe de suerte en un bonito cabecero al mismo tiempo.

La iluminación es de suma importancia al decorar un dormitorio pequeño

La iluminación es algo a lo que debemos sacar el máximo provecho. Lo primero es definir cuáles serán las actividades a realizar en el dormitorio, para elegir los puntos más importantes a iluminar.

Si tienes ventanas, evita los marcos gruesos para aprovechar la entrada de luz natural. Ahora bien, dentro de la habitación trata de utilizar unas pocas lámparas colgantes y una sola mesilla de luz, para acompañarte antes de dormir.

Te invito a leer también Botas Panama Jack de Mujer: ¿cómo combinarlas?

¡Una mesita de noche!

Una compañía para la cama, que debe ser sutil, pero no demasiado pequeña.  Puede ser un pequeño banquillo, que guarde el mismo estilo que la cama.

No elijas algo demasiado pequeño, o parecerá que estás forzando o recargando la habitación. En ese caso, es preferible no colocar nada y buscar otras opciones para completar el espacio.

Los muebles deben combinar entre sí

No solo la mesita de noche. Todo el mobiliario de la habitación debe guardar armonía entre sí.

El truco para esto es elegir una temática para la habitación. Puede ser una película, un estilo, la música, un hobby. Cualquier cosa funciona, y te llevará siempre a la elección correcta.

El punto focal

Toda habitación debe tener un punto focal, que es el primer lugar donde se posa la vista al entrar. Para ello podemos elegir un póster de película, una obra de arte, incluso algo de papel decorado que abarque un buen espacio de la pared.

Los espejos de pared y las impresiones de ilusión óptica son una excelente idea, que además aportan sensación de espacio al decorar un dormitorio pequeño. Recuerda mantener la temática central de tu habitación cuando elijas este punto focal.  

Unos pocos accesorios

Los accesorios son ideales para mantener la temática de la decoración de un dormitorio pequeño, además de dar un toque personal a la misma. Claro está, hay que tener cuidado, ya que colocar demasiados podría saturar nuestro espacio, y dar sensación de desorden.

En el caso de los electrodomésticos, la primera recomendación es mantenerlos fuera de la habitación. Pero si eres de los que necesita mantener el televisor a tu alcance, una pantalla plana es la opción.

Y no olvides que mientras menos objetos estén a la vista, mayor sensación de espacio estaremos ganando. Por lo tanto, las fotos, recuerdos y de más accesorios es mejor ubicarlos en otras zonas del hogar.

No olvides darle tu toque personal

No tengas miedo de usar tu imaginación y agregar tu toque personal al diseño de decoración de un dormitorio pequeño. Elabora bocetos en papel, agrega tus ideas y sobre todo, disfruta del momento y deja salir tu creatividad. Te aseguro que el resultado te dejará más que satisfecha.

¡No te lo pierdas!

Cómo decorar la habitación de una niña

Vestidos de Anabel Lee para niñas

Deja un comentario